VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Tu bandera blanca y verde, como no podía ser menos, vuelve un año más. Un lugar diferente, habitado por gente diferente. Bendita tierra. Bendito sur. Un dardo envenenado que ahonda en lo más profundo de aquél que la visita. Un suelo que enamora a hombres y mujeres.

Andalucía, de verdes y ondulados cabellos. Adornos de margaritas y amapolas. Perfumes de azahar, romero, tomillo, vid y olivo. De carácter bravo y luchador. Musa de los más grandes. Las gargantas de Camarón, del Lebrijano, de Rocío Jurado y Lola Flores. Los dedos de Paco de Lucía y Vicente Amigo. La pluma de Lorca, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. El pincel de Picasso y Julio Romero de Torres.

Ocho hijas has parido, a cada cual más bella y diferente. Huelva, la peregrina, la del fandango en las marismas. Cádiz, la muchacha carnavalera del puerto, la revolucionaria de plata. Sevilla, la niña de faralaes, la castiza y apasionada. Córdoba, la más bella de las mujeres, la de las flores de mayo, la morena por excelencia. Granada, la mística y fría mujer, la sultana del Albaicín. Málaga, la rubia, la sirena cantaora de la mar. Jaén, la mujer trabajadora, la de las colinas de plata verde. Almería, la gata dorada que ronda las arenas.

Andalucía, qué decirte que no sepas de tus gentes. Las has visto sufrir a lo largo de su vida. Sin embargo, no debes apenarte, enorgullécete de ellas. Tienes el orgullo de ser cuna de un pueblo obrero, luchador, valiente y sacrificado. Conoces de sobra sus penas, pero también eres consciente de su arte. De tu arte. Un claro ejemplo es tu forma amplia, rica y alegre de hablar. Esas “s” “c” y “z” que tus gentes utilizan a su gusto. Esas vocales abiertas, esas letras no pronunciadas que nos comemos a modo de tapa acompañadas de una buena copa de vino de esta tierra. Ya habrás oído a algunos decir que tus hijos tienen un uso deleznable del castellano. Tranquila, no nos importa. Nosotros hablamos un perfecto andaluz.

Por tu flamenco, ese que desde Doñana vuela al mundo al compás de una guitarra. Por tu magnifica gastronomía. Por tus vinos. Por la Alhambra, por la Mezquita. Por todos tus rincones. Por tus cirios y tus inciensos. Por tus tradiciones. Por la cal blanca de tus hogares. Por tus tierras y tus aguas. Por todo esto y mucho más, que los leones de tu bandera rujan por ti por los siglos de los siglos. Y como ya escribió Blas Infante: “¡Sean por Andalucía libres, España y la Humanidad!”

patios

Felipe Gómez Rivas.

Imagen: Google

Anuncios

6 Comments

  1. Me has puesto los pelos de punta!!!! No soy andaluza de sangre, pero nada me gustaría más en esta vida. Viva Andalucía!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s